Guillén y Tristán

Cuando una acaba de dar a luz no tiene muchas ganas de ponerse a hacer galletas. Bueno, ni galletas ni nada. Y menos cuando a tu vida acaban de llegar gemelos.

No sé ni cómo a los veinte días de parir me dio por hacer una bolsita de galletas para cada persona que vino al hospital, a casa, o tuvo un detalle con nuestros niños. Y fueron muchísimas…personas y galletas. Me puse como loca, venga, hornea, hornea, hornea…con esos dos monkeys en la cunita, taaaan pequeños.

Este fue nuestro detalle:

galletas gemelindas

bolsas gemes

 

Entonces todavía era “Dulce proyecto”…perdón por las fotos de móvil, es lo más que podía hacer.

Buenas noches, sleep bye…

tyg

¡Gracias a todos!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s