Huevos rellenos

Nací en una ciudad donde las “monas” eran un mundo mágico de chocolate.  Podía pasarme horas con la nariz pegada en los escaparates de las pastelerías de Barcelona y apreciar, babeando, esa maravilla de arquitectura efímera en miniatura. Cada casita, cada detalle minuciosamente colocado.

A mí me regalaban la clásica con pollo amarillo y pitufo { aún guardo alguno por ahí }, pero nunca nunca nunca tuve una de esas obras de arte en mis manos ni en mi boca. Y no me gustaba nada si me quejaba y me decían: -pues la auténtica “mona” es con un huevo duro encima, ¡nada de chocolate!

Sacrileeeeeegiooooooooo… ¡Pero cómo va a ser eso!

En fin…este año me he ido de vacaciones con amigos y niños y algo había que llevar. Y aunque no he hecho una “mona” { que ya llegará, ya }, he decorado huevos con servilletas y los he rellenado de brownie con la receta de la “Receta de la felicidad”, valga la redundancia.

gralNo sé en qué momento compré esas servilletas en Tiger, pero cuando tenía los huevos guardados para llevármelos de viaje, las ví de refilón y dije: decoupage express decoupage express. Nada, recortar los pajarillos y pegar con pegamento comestible y agua. Amén.

En caso de no tener pegamento comestible, como es probable, con un poco de clara de huevo o agua y azúcar, vale.

gral cenital

huevo roto

brownie enteroY vaya cara ponen los niños { y los adultos } cuando pelan el huevo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s