Raíces

Este verano ha sido diferente…hemos hecho una reunión familiar de esas que las familias hacen con cierta frecuencia. Con la particularidad de que para mí ha sido la primera vez en mi vida que veía a mis primos y hermanas { con hijos y todo } juntos en un mismo lugar. Ni en bodas, ni comuniones, ni saraos varios…de hecho había algunos parientes que no conocía.

Así que para conmemorar el asunto pensé en hacer unas galletas para los niños con el nombre de cada uno estampado, que mola mucho. Aunque luego pensé que los adultos también querrían una galletilla…y se me ocurrió estampar una galleta para cada uno que pusiese “Burgos en El Burgo” { nuestro apellido y el pueblo donde nos reunimos }. Después empecé a convulsionar y se me pusieron los ojos blancos de tanto pensar, y por fin dí con la solución idónea: un árbol genealógico. Con lo que me gustan a mí los árboles (mira mira, pincha).

¡Un árbol genealógico ecológico! Los que me conocen saben que me gustan las galletas para comer, con buen sabor y textura. por eso siempre utilizo harinas ecológicas francesas y huevos camperos de gallinas felices { libres y que corren por el campo }.

He aquí:

gral

A ver, que no soy ninguna “radikal” y un poquillo de colorante verde en alguna hoja tampoco nos va a matar a estas alturas.

Un tronco estampado con Burgos-Pineda { mis abuelos paternos que no conocí } del que salen tres ramas que obviamente son sus tres hijos. Yo pertenezco a la rama central, soy una de las hijas de Pepe y Carmela.

burgos pineda

mi rama

Al hacer el árbol vi la cantidad de hojas { ¿pero cuánta gente hay aquíííí? } que tenía que ir colocando y me hice unos bocetos…recorté en papel cada hoja para ver el tamaño exacto porque es difícil calcularlo a ojo. Los cortadores para las hojas grandes y medianas los hice con unos alicates a partir de dos círculos metálicos, porque de los mil quinientos cachivaches reposteros que tengo, no me valía ninguno. Las hojas verdes son cortadores “oficiales”.

Todos estamos colocados ordenadamente, los maridos con sus mujeres, los hijos de los hijos, los novios de los hijos de los hijos…en fin. Esta es mi rama…mi amigo, compañero y marido (Pedro) y nuestros hijos (Tristán y Guillén).

mi rama 2El tronco y las ramas son de galleta de cacao { ecológico y de comercio justo } cortadas a cuchillo, así, a lo loco, por aquí, por aquí, pin pan pin pan, venga, esta por aquí, por allí… un gustazo sentirse libre.

yo

Y esta es mi galleta, claro, para que se vea el tamaño del pedazo de árbol desmontable que viajó de Madrid a Málaga y llegó intacto.

Lo montamos en el chiringuito de la piscina del pueblo después de comernos una paella para veintisiete, sin ningún glamour ni ná. Ahí mismo, con el café…en la mesa de plástico de “San Miguel”, con su mantel de papel y su olor a aceitillo de freír.

Pero pasamos un rato divertido con los niños, porque lo montaron ellos contestando a preguntas del tipo ¿y quién es el tío de mi hermana? ¿y dónde colocamos a Elena? ¿alguien conoce a Juan?

mosaico

Y quedó un árbol diferente porque claro, es imposible acertar con las mismas ramas/galletas…pero igual de bien colocado y cada oveja con su pareja.

ARBOL BURGO


Duró ná y menos, se nota que las galletas son de mantequilla ¿eh? con esa grasurria en el mantel…

Don´t worry be creative!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s